«

»

Mar 15

Declaración sobre el Consentimiento Fundamento Previo

WG8J9

(Download PDF of statement)

Los Pueblos indígenas, reiteramos en nuestra condición de tales, somos los titulares del conocimiento tradicional, fundamentado en el derecho de propiedad ancestral de nuestros territorios, y por lo tanto para el acceso de los conocimientos tradicionales, éstas deben seguir las normas y principios basados en las leyes consuetudinarias.

El Consentimiento libre previo e informado (CLPI), debe ser de cumplimiento obligatorio, y desarrollado aún más a través de la conformación de un Grupo de Expertos Indígenas. De acuerdo a las decisiones y directrices de varios organismos del Sistema de las Naciones Unidas, el CLPI debe ser el principio establecido para el acceso a los conocimientos tradicionales en lugar del consentimiento fundamentado previo.

El otorgamiento del consentimiento previo libre e informado, no implica negociación, ni la concesión de licencias y derechos de propiedad intelectual a los terceros usuarios, por el uso y acceso al conocimiento tradicional. La titularidad del conocimiento tradicional corresponde a los pueblos indígenas, que han custodiado milenariamente por medio de sus leyes consuetudinarias y a través de sus gobiernos propios. En tal sentido, la competencia para el otorgamiento del consentimiento libre previo e informado debe estar depositado en las autoridades legítimas y tradicionales.

En cuanto a la distribución de beneficios las directrices propuestas no deben limitarse a las guías de Bon, ni al anexo del Protocolo de Nagoya, sino que estas además deben incluir las salvaguardas a los derechos territoriales y sus recursos tradicionales. Enfatizamos que el derecho a la distribución justa y equitativa debe contemplar igualmente elementos culturales y espirituales de los pueblos indígenas.

En cuanto al uso indebido y la repatriación de los conocimientos tradicionales, ésta debe incluir la repatriación de los objetos que incluyen nuestros conocimientos tradicionales así como la información pertinente, considerando también la indemnización, compensación y la restauración por el uso indebido de los conocimientos tradicionales. Por consiguiente, el desarrollo de los Protocolos bioculturales y comunitarios deben incluir procedimientos propios, basados en usos y costumbre de los pueblos indígenas.

El desarrollo de capacidades es un elemento fundamental para el cumplimiento del consentimiento libre previo e informado, la distribución justa y equitativa de los beneficios, así como para prevenir el uso indebido de los conocimientos tradicionales.